Reglamento de arbitraje de la Corte Vasca de Arbitraje /euskal arbitrai gortearen araudia

Acuerdo de la Junta Directiva de la CORTE VASCA DE ARBITRAJE de doce de enero de 2004 aprobando el nuevo Reglamento de Arbitraje de la CORTE VASCA DE ARBITRAJE modificado por Acuerdos de fecha 28 de julio de 2006, 7 de marzo de 2007, 1 de marzo de 2010 y 20 de junio 2011.

 

PREAMBULO

Cuando entre dos o más personas existe una controversia puede solucionarse mediante  arbitraje. Nuestro ordenamiento jurídico posibilita que las controversias se resuelvan mediante laudos arbitrales.

El Tribunal Constitucional ha dicho que el arbitraje es un medio para la solución de controversias basado en la autonomía de la voluntad de las partes y supone una renuncia a la jurisdicción estatal de resolución de controversias. Mediante el arbitraje se pueden obtener los mismos objetivos que se obtienen con Juzgados y Tribunales estatales (STC 174/1995).  

El artículo 14 de la vigente Ley 60/2003, de 23 de diciembre, de Arbitraje contempla la posibilidad de que se pueda encomendar la administración del arbitraje y la designación de  árbitros a “asociaciones y entidades sin animo de lucro en cuyos estatutos se prevean funciones arbitrales”.

Como establece el preámbulo de la Ley 60/2003, de 23 de diciembre, de Arbitraje, la autonomía privada en materia de arbitraje se puede manifestar tanto directamente, a través de declaraciones de voluntad de las partes, como, mediante la declaración de voluntad de que el arbitraje sea administrado por una institución arbitral o se rija por un reglamento arbitral. Reglamento que también integra la voluntad de las partes. Sus normas han de garantizar los  principios básicos que el arbitraje debe respetar. Esos principios son libertad, independencia,  transparencia, honestidad, profesionalidad, eficacia, deontología profesional de los árbitros, contradicción y legalidad.

La CORTE VASCA DE ARBITRAJE consciente de la gran importancia que tiene el arbitraje para la resolución de las controversias que se producen en el desarrollo de cualquier actividad económica y/o jurídica, desea promover y fomentar una verdadera “cultura del arbitraje”.

La CORTE VASCA DE ARBITRAJE, consciente, así mismo, del beneficio que el buen funcionamiento del arbitraje comporta, ha administrado arbitrajes desde 1989 tanto  nacionales o domésticos como internacionales a través de su ya dilatada experiencia y profesionalidad.

Por ello, ha elaborado un Reglamento de Arbitraje con una incuestionable finalidad de prestar un servicio ágil, profesional y eficaz de conformidad con la nueva Ley 60/2003, de 23 de diciembre, de Arbitraje.

                                                 

                                                      TITULO I

Disposiciones generales

 

Artículo 1. CORTE VASCA DE ARBITRAJE .

La Corte Vasca de Arbitraje se constituye en TRIBUNAL ARBITRAL de conformidad con el artículo 1 de sus Estatutos. Como TRIBUNAL ARBITRAL se le atribuyen las funciones propias de su cometido institucional de conformidad con la vigente Ley de Arbitraje quedando excluido de dicho cometido la actuación de Juzgados y tribunales que se limita a los supuestos que establece la Ley de Arbitraje.  Con ese fin administra los arbitrajes que se le sometan, sean de carácter nacional o internacional, tanto en derecho como en equidad, con sujeción a lo dispuesto en el presente reglamento y en la Ley 60/2003, de 23 de diciembre, de Arbitraje, en adelante la Ley.

Las partes que suscriban un convenio arbitral a favor de la CORTE VASCA DE ARBITRAJE asumen la obligación de aplicar el presente Reglamento de Arbitraje. En todo lo no previsto por el mismo se aplica la vigente Ley de Arbitraje.

Artículo 2. Competencia. La Corte Vasca de Arbitraje.

La CORTE VASCA DE ARBITRAJE será competente para administrar las actuaciones arbitrales que le sean sometidas en los siguientes casos:

a) Cuando exista un contrato o acuerdo previo, en el que se establezca el sometimiento expreso a la CORTE VASCA DE ARBITRAJE para resolver controversias y lo solicite una de las partes intervinientes en el mismo.

b) Cuando no existiendo un contrato o acuerdo entre las partes para someter sus diferencias a arbitraje, o existiendo, no se determinase en él la sumisión a la CORTE VASCA DE ARBITRAJE, se podrá invitar por ésta a las partes a que suscriban convenio arbitral de sometimiento al arbitraje institucional de la CORTE VASCA DE ARBITRAJE.

c) Con ocasión de la administración de las actuaciones arbitrales la CORTE VASCA DE ARBITRAJE podrá asumir los cometidos de la mediación y la conciliación.

Artículo 3. Utilización de los servicios administrativos de la CORTE VASCA DE ARBITRAJE por los árbitros o Tribunal arbitral

La decisión de acudir a la CORTE VASCA DE ARBITRAJE comporta que el arbitraje será administrado conforme a las disposiciones que se contienen en el presente Reglamento.

 La CORTE VASCA DE ARBITRAJE se halla vinculada por el contenido del convenio arbitral por lo que no  podrá proceder a su rechazo. 

Los arbitrajes para ser válidos y eficaces deben ser preceptivamente administrados con arreglo a lo dispuesto en el Reglamento de arbitraje de la CORTE VASCA DE ARBITRAJE. Los árbitros en la sustanciación de las actuaciones arbitrales así como en su actividad de laudar han de utilizar preceptivamente los servicios administrativos de la CORTE VASCA DE ARBITRAJE. 

Cualquier actividad relacionada con la sustanciación de las actuaciones arbitrales tendrán lugar en la sede de la CORTE VASCA DE ARBITRAJE.

Artículo 4. Sede.

 La sede principal de la CORTE VASCA DE ARBITRAJE radica en San Sebastián en Pº de Portuetxe, 61. Código postal 20018 . Teléfono: 943471143. Fax: 943471112. E-mail: cortevascaarbitraje@leyprocesal.com. Web: www.cortevascadearbitraje.com. La CORTE VASCA DE ARBITRAJE podrá administrar el arbitraje en cualquier localidad de España. Con ese fin, y siempre que exista acuerdo entre  parte demandante y demandada, se podrá administrar el arbitraje en lugar distinto al de su sede en San Sebastián. Si no existe acuerdo el lugar de su administración será el de la sede de la CORTE VASCA DE ARBITRAJE en San Sebastián

Artículo 5. Idioma.

 El idioma en que se desarrollará el arbitraje será en cualquiera de las lenguas  de la Unión Europea de conformidad con las previsiones de la vigente Ley de Arbitraje.

Artículo 6. Interpretación.

En lo no previsto en este reglamento, y en lo que se refiere al desarrollo de las actuaciones arbitrales, se regirá por la voluntad de ambas partes y en su defecto, por no existir voluntad concorde de ambas partes,  por lo acordado por los árbitros.

 Artículo 7. Notificaciones.

El demandante deberá señalar en su escrito de demanda de arbitraje su domicilio a efectos de notificaciones.

Asimismo, el demandante tiene la obligación de designar un domicilio del demandado a efectos de comunicarle la existencia del arbitraje. No obstante, podrá designar varios domicilios si existiesen motivos fundados para prever que en el primero no será efectiva la notificación. En este último caso, deberá señalar el orden en que a su entender pueda efectuarse con éxito la comunicación.

Toda notificación o comunicación se considerará recibida el día en que haya sido entregada personalmente al destinatario o en que haya sido entregada en su domicilio, residencia habitual, establecimiento o dirección. Asimismo, será válida la notificación o comunicación realizada por télex, fax u otro medio de telecomunicación electrónico, telemático o de otra clase semejante que permita el envío y la recepción de escritos y documentos dejando constancia de su remisión y recepción, y que hayan sido designados por el interesado. En el supuesto de que no se descubra, tras una indagación razonable, ninguno de esos lugares, se considerará recibida el día en que haya sido entregada o intentada su entrega, por correo certificado o cualquier otro medio que deje constancia, en el último domicilio, residencia habitual, dirección o establecimiento conocidos del destinatario.

De no resultar positiva la notificación en ninguno de los domicilios designados por el demandante, se podrá efectuar, si el árbitro lo considera necesario, mediante la publicación en el Boletín Oficial de la Provincia o diario oficial de la comunidad autónoma correspondiente.

Las partes tienen obligación de comunicar a la Secretaría de la CORTE VASCA DE ARBITRAJE cualquier variación de sus domicilios que se produzca durante el procedimiento arbitral.

Artículo 8. Comunicaciones.

Las comunicaciones de las partes y de los árbitros a la CORTE VASCA DE ARBITRAJE, y de ésta a unos y otros, se efectuarán a través de su Secretaría.

Las comunicaciones de las partes se efectuarán por escrito, firmadas por el interesado o por su representante.

Las notificaciones y comunicaciones se realizarán por cualquier medio que permita tener constancia de su recepción por el interesado o su representante, según lo establecido en el artículo 7 de este Reglamento.

La CORTE VASCA DE ARBITRAJE adopta el arbitraje on-line

Artículo 9. Documentación.

De todos los escritos que presenten las partes, se acompañarán, además, tantas copias como sean las restantes partes y árbitros intervinientes en las actuaciones arbitrales, quedando los originales depositados y archivados en la Secretaría de la CORTE VASCA DE ARBITRAJE .

Si la documentación que se presente no es original, ésta deberá ser aportada por quien la presente si así lo requiere la Secretaría de la CORTE VASCA DE ARBITRAJE, los árbitros o cualquiera de las partes.

En todo caso se tendrá en cuenta respecto al tratamiento de los datos en general, lo previsto por la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal, o norma que la sustituya.

La confidencialidad de la documentación generada en el arbitraje deberá ser observada tanto por la CORTE VASCA DE ARBITRAJE como por las partes, sus abogados, asesores, así como por los peritos, eventuales testigos y árbitros.

Los arbitrajes administrados por la CORTE VASCA DE ARBITRAJE serán archivados en los servicios de documentación de la CORTE VASCA DE ARBITRAJE.

Artículo 10. Cómputo de plazos.

 Para el cómputo de los plazos en el presente reglamento, se contará siempre a partir del día siguiente a aquel en que se reciba la notificación. Cuando los plazos se señalen por días se entiende que éstos son hábiles. En todo caso se entienden como inhábiles los días señalados como no laborables en la ciudad o localidad en la que se administre el arbitraje.

Si el plazo se fija en meses, éstos se computarán de fecha a fecha. Si en el mes del vencimiento no hubiere día equivalente a aquel en que comienza el cómputo, se entenderá que el cómputo expira el último día del mes.

Cuando el último día del plazo sea inhábil, se entenderá prorrogado al primer día hábil siguiente.

El mes de agosto se declara inhábil a todos los efectos, incluido el plazo para dictar el laudo, al igual que la totalidad de los sábados del año.

Artículo 11. Representación y defensa.

Las partes podrán concurrir a la tramitación de las actuaciones arbitrales, por sí mismas o por medio de representantes o asesores debidamente acreditados. Las partes podrán estar asistidas por abogados en ejercicio o apoderados en los que no necesariamente concurra en ellos la condición de abogados.

Artículo 12. Gastos del arbitraje.

                La presentación de la demanda de arbitraje dará derecho al cobro de los gastos de tramitación derivados de las actuaciones arbitrales. Estos gastos, así como los demás que resulten aplicables y los honorarios de los árbitros, vendrán determinados y publicados en los correspondientes BAREMOS que podrán ser revisados por la CORTE VASCA DE ARBITRAJE periódicamente.

Planteada una demanda, las partes, o en su defecto, la demandante, deberán efectuar una provisión de fondos destinada a hacer frente a los honorarios de los árbitros y a los gastos de tramitación.

No se efectuará ninguna prueba cuyo costo no quede previamente cubierto o garantizado por quien la propusiere.

 

TITULO II

                 De los árbitros

 

Artículo 13. Designación del árbitro.

De no estar previsto en el convenio arbitral,  la CORTE VASCA DE ARBITRAJE designará el árbitro o árbitros, en número de uno o tres, con entera libertad de criterio, atendiendo preferentemente a la naturaleza de la controversia planteada y al lugar de celebración del arbitraje, sin más limitaciones que las que imponga la ley.

Asimismo, la CORTE VASCA DE ARBITRAJE se reserva la facultad, en su caso, de invitar a las partes para que designen árbitro de mutuo acuerdo, concediéndoles para ello un plazo de siete días en los casos en que de comun acuerdo las partes manifiesten ambas su deseo de designar un arbitro o arbitros en concreto.

Si las partes no hicieran uso de esta facultad en el plazo indicado, los árbitros serán igualmente designados por la CORTE VASCA DE ARBITRAJE.

En el supuesto de que las partes hubiesen optado por nombrar cada uno un árbitro, dispondrán para ello de un plazo de siete días, y la CORTE VASCA DE ARBITRAJE procederá al nombramiento del tercer árbitro, que actuará como presidente del Colegio Arbitral.

En los arbitrajes internos que deben decidirse en derecho, el árbitro designado reunirá la condición de abogado en ejercicio. Podrá valorarse que haya realizado estudios profesionales en formación de árbitros y en arbitraje.

Artículo 14. Aceptación del árbitro.

La CORTE VASCA DE ARBITRAJE  notificará su designación al árbitro o, en su caso, a cada uno de los árbitros, solicitando su aceptación por escrito.

Transcurrido el plazo que se establezca al efecto sin recibirse la aceptación, se considerará que no se acepta el nombramiento, procediendo entonces la CORTE VASCA DE ARBITRAJE a nombrar directamente otro u otros  árbitros.

Cuando fueren varios los árbitros, el Colegio Arbitral se considerará constituido a partir de la fecha en que el último árbitro haya aceptado la designación.

El arbitro o arbitros han de comunicar a las partes que han aceptado el arbitraje con el fin de que pueda presentar demanda de arbitraje quien solicitó su administración.

Artículo 15. Abstención y recusación.

 Todo árbitro debe ser y permanecer durante el arbitraje independiente e imparcial. Ha de respetar las normas deontológicas. En todo caso, no podrá mantener ni haber mantenido con las partes relación personal, profesional o comercial.

La persona propuesta para ser árbitro deberá revelar todas las circunstancias que puedan dar lugar a dudas justificadas sobre su imparcialidad e independencia.

El árbitro, a partir de su nombramiento, comunicará a las partes sin demora cualquier circunstancia sobrevenida.

En cualquier momento del arbitraje cualquiera de las partes podrá pedir a los árbitros la aclaración de sus relaciones con algunas de las otras partes.

Un árbitro sólo podrá ser recusado si concurren en él circunstancias que den lugar a dudas justificadas sobre su imparcialidad o independencia, o si no posee las cualificaciones convenidas por las partes.

Una parte sólo podrá recusar al árbitro nombrado por ella, o en cuyo nombramiento haya participado, por causas de las que haya tenido conocimiento después de su designación.

Artículo 16. Forma y tiempo de la recusación.

                La parte que desee recusar a un árbitro deberá hacerlo en el plazo de cinco días desde que conozca la designación del mismo o desde que tenga conocimiento de las circunstancias que motivan la recusación.

La recusación se hará por escrito y deberá ser motivada.

La recusación se notificará a la CORTE VASCA DE ARBITRAJE, a través de su Secretaría, la cual dará cuenta a la otra parte y al árbitro o árbitros recusados en el más breve plazo posible.

Artículo 17. Efectos de la recusación.

               Cuando un árbitro haya sido recusado por una de las partes, la otra parte podrá aceptar la recusación. El árbitro podrá después de la recusación renunciar al cargo.

En ninguno de ambos casos se entenderá que esto implica aceptación de las razones en que se funda la recusación. El árbitro recusado, si la acepta, será apartado de sus funciones procediéndose al nombramiento de otro en la forma prevista para las sustituciones en el artículo siguiente.

En el caso en que el arbitro o arbitros recusados no acepten la recusación, la parte interesada podrá, en su caso, hacer valer la recusación al solicitar la anulación del laudo.

Artículo 18. Sustitución de árbitros.

                 Cualquiera que sea la causa por la que haya que designar un nuevo árbitro se hará por el mismo procedimiento mediante el cual fue designado el sustituido.

Artículo 19. Remoción de árbitros.

                En caso de que un árbitro no cumpla con sus funciones o en caso de que una imposibilidad de hecho o de derecho le impidiera ejercerlas, se aplicará el procedimiento relativo a la recusación y sustitución de árbitros.

Artículo 20. Potestad de los árbitros sobre su competencia.

                Los árbitros estarán facultados para decidir sobre su propia competencia, incluso sobre las excepciones relativas a la existencia o a la validez del convenio arbitral o cualesquiera otras cuya estimación impida entrar en el fondo de la controversia. A este efecto, el convenio arbitral que forme parte de un contrato se considerará como acuerdo independiente de las demás estipulaciones del mismo.

Las excepciones a las que se refiere el apartado anterior deberán oponerse a más tardar en el momento de presentar la contestación, sin que el hecho de haber designado o participado en el nombramiento de los árbitros impida oponerlas. La excepción consistente en que los árbitros se exceden del ámbito de su competencia deberá oponerse tan pronto como se plantee, durante las actuaciones arbitrales, la materia que exceda de dicho ámbito.

Los árbitros sólo podrán admitir excepciones opuestas con posterioridad si la demora resulta justificada.

Los árbitros podrán decidir las excepciones de que trata este artículo con carácter previo o junto con las demás cuestiones sometidas a su decisión relativas al fondo del asunto. La decisión de los árbitros sólo podrá impugnarse mediante el ejercicio de la acción de anulación del laudo en el que se haya adoptado. Si la decisión fuese desestimatoria de las excepciones y se adoptase con carácter previo, el ejercicio de la acción de anulación no suspenderá el procedimiento arbitral.

Artículo 21. Potestad de los árbitros para adoptar medidas cautelares.

Los árbitros podrán, a instancia de cualquiera de las partes, adoptar las medidas cautelares que estimen necesarias respecto de la controversia. Los árbitros podrán exigir caución suficiente al solicitante.

A las decisiones arbitrales sobre medidas cautelares, cualquiera que sea la forma que revistan, les serán de aplicación las normas sobre anulación y ejecución forzosa de laudos previstos en la ley.

Artículo 22. Honorarios de los árbitros.

               Los honorarios de los árbitros se regirán por las tarifas aprobadas por la CORTE VASCA DE ARBITRAJE.

 

TITULO III

                 De las actuaciones arbitrales

 

Artículo 23. Demanda.

La intervención de la CORTE VASCA DE ARBITRAJE  se producirá a instancia de parte, mediante escrito de solicitud de arbitraje a presentar ante la Secretaría de la misma.

La demanda de arbitraje deberá tener el siguiente contenido mínimo:

a) La petición expresa de que el arbitraje se someta a la CORTE VASCA DE ARBITRAJE.

b) Nombre y apellidos, o razón social, NIF o CIF, domicilio de las partes o domicilio a efecto de notificaciones y, en su caso, la representación que ostente el demandante.

c) Referencia al convenio arbitral en cualquiera de sus formas previstas por la ley, en caso de que exista.

d) Referencia al acto o contrato del que resulte la controversia o con el cual la controversia esté relacionado.

e) Una exposición de las pretensiones del demandante y, en su caso, de los fundamentos jurídicos, con indicación de la cuantía.

f) Lugar, fecha y firma.

A esta solicitud de arbitraje el solicitante deberá acompañar los siguientes documentos:

1) El documento acreditativo de la representación, en los casos en que así proceda, que justifique aquella, según el derecho aplicable a la persona representada.

2) El convenio arbitral en caso de que exista.

3) Documentación acreditativa de la existencia del acto o contrato del que resulte la controversia litigio.

Artículo 24. Subsanación.

               En el caso de que el escrito de demanda no cumpliera alguno de los requisitos anteriores, o alguna de sus manifestaciones resultase incompleta o confusa, se concederá un plazo para que el demandante subsane tales defectos.

Si transcurrido el citado plazo la parte demandante no hubiese procedido a la subsanación, el colegio arbitral acordará el archivo de las actuaciones siempre y cuando se hiciese imposible la continuación del procedimiento.

Artículo 25. Rebeldía del demandado.

Si dentro del plazo fijado por el árbitro o árbitros al demandado éste no formulase el escrito de contestación a la demandada sin alegar justa causa, a pesar de haber sido notificado fehacientemente, proseguirán las actuaciones arbitrales considerándolo en situación de rebeldía, no llevándose a cabo ninguna otra notificación excepto la del laudo que pone fin a las mismas, que se notificará en la forma prevista en el artículo 497.2 de la LEC. La inactividad de la parte demandada no impedirá que el colegio arbitral pronuncie el correspondiente laudo arbitral.

La resolución que declare la rebeldía se notificará al demandado por correo, si su domicilio fuere conocido y, si no lo fuere, mediante edictos.

Artículo 26. Comparecencia de las partes.

               El árbitro o árbitros podrán convocar a las partes a una comparecencia con el fin de tratar aquellas cuestiones que se consideren de importancia para el curso del arbitraje donde se les exhortará para que lleguen a un acuerdo sobre la controversia.

De no producirse ésta, las partes complementarán de forma oral o por escrito las pretensiones iniciales sometidas al arbitraje, presentarán los documentos que consideren necesarios para su mejor defensa y propondrán cualquier medio de prueba de que intenten valerse.

Artículo 27. Ordenación de las actuaciones arbitrales.

Los árbitros no están sujetos a plazos determinados a lo largo del desarrollo del arbitraje, sin perjuicio del plazo de seis meses establecido en la Ley de Arbitraje y este reglamento para dictar el laudo. En los procesos arrendaticios y relativos a la propiedad horizontal el plazo para laudar será de cinco meses.

El árbitro o árbitros, con sometimiento al presente reglamento, ordenará las actuaciones arbitrales con libertad para practicar cuantas diligencias considere necesarias aunque no le hubiesen sido solicitadas por las partes; siendo el árbitro o árbitros los que impulsen las actuaciones arbitrales con el fin de agilizar el paso de una fase a otra, pudiendo fijar, si así lo consideran conveniente, plazos no contemplados en el mismo. Todo ello con sujeción a los principios de audiencia, contradicción e igualdad.

Queda a la libre decisión de los árbitros la aceptación o no de las pruebas que hayan sido solicitadas por las partes, así como practicar otras que consideren convenientes.

A toda práctica de prueba serán citadas y podrán intervenir las partes o sus representantes.

Artículo 28. Desestimiento y suspensión.

               En cualquier momento antes de pronunciarse el laudo, las partes de común acuerdo pueden desistir del arbitraje o suspenderlo por un plazo cierto y determinado.

En el primer caso, satisfarán los gastos causados hasta el momento del desistimiento, incluidos los gastos de tramitación y entre un 20% y un 80% de los honorarios que hubieran podido corresponder a los árbitros, según el momento procesal en que desistieran, a de la CORTE VASCA DE ARBITRAJE.

Artículo 29. Testigos.

                1. En caso de prueba testifical, cada parte comunicará a los árbitros, el nombre y la dirección de los testigos que se proponen presentar.

2. Los árbitros son libres para decidir la forma en que habrá de citarse e interrogarse los testigos, o si pueden presentar sus declaraciones por escrito y debidamente firmadas.

Artículo 30. Peritos.

                Los árbitros podrán nombrar, de oficio o a instancia de parte, uno o varios peritos, definir su misión, recibir sus informes y tomarles declaración en presencia de las partes.

Las partes están obligadas a facilitar al perito toda la información pertinente para su examen.

Cuando una parte lo solicite o cuando los árbitros los consideren necesario, todo perito, después de la presentación de su dictamen, deberá participar en una audiencia pudiendo interrogarle tanto el árbitro como las partes, por si, o asistidas de peritos.

Todo ello, sin perjuicio de la facultad de las partes, de aportar dictámenes periciales por peritos libremente designados.

Artículo 31. Auxilio judicial.

               Los árbitros podrán de acuerdo con lo previsto en la ley, solicitar el auxilio del juez de primera instancia del lugar donde se desarrolle el arbitraje para practicar pruebas que no puedan efectuar por sí mismos.

Artículo 32. Conclusiones.

Los árbitros, una vez practicadas todas las pruebas, podrán convocar a las partes para oírlas personalmente o bien, para que presenten escrito de conclusiones.

En todo caso, los árbitros podrán ordenar, dentro del plazo para pronunciar laudo, la práctica de cualquier otra prueba que estimen necesaria para el mejor conocimiento del asunto planteado.

 

TITULO IV

Laudo arbitral

 

Artículo 33. Laudo por acuerdo de las partes.

 Si durante las actuaciones arbitrales las partes llegan a un acuerdo que ponga fin total o parcialmente a la controversia, los árbitros darán por terminadas las actuaciones con respecto a los puntos acordados y, si ambas partes lo solicitan, y los árbitros no aprecian motivo para oponerse, harán constar ese acuerdo en forma de laudo en los términos convenidos por las partes.

Artículo 34. Forma y contenido del laudo.

               Los árbitros decidirán la controversia en un solo laudo, o en tantos laudos parciales como estimen necesarios.

El laudo podrá ser motivado y se hará constar por escrito. Será firmado por los árbitros quienes podrán expresar su parecer discrepante. Cuando haya más de un árbitro, bastarán las firmas de la mayoría de los miembros del colegio arbitral, o sólo la de su presidente, siempre que se manifiesten las razones de la falta de una o más firmas.

Constará en el laudo, la fecha en que ha sido pronunciado, y el lugar del arbitraje.

Los árbitros se pronunciarán en el laudo sobre las costas del arbitraje, que incluirán los honorarios y gastos de los árbitros, los gastos de administración del arbitraje y los demás gastos originados en las actuaciones arbitrales.

Artículo 35. Plazo para dictar laudo.

Los árbitros deberán decidir la controversia dentro de los seis meses siguientes a la fecha de expiración del plazo para presentar la contestación a la demanda por la parte demandada.

Salvo acuerdo en contrario de ambas partes, esos plazos podrán ser prorrogados por los árbitros por un plazo no superior a dos meses, mediante decisión motivada.

Artículo 36. Protocolización y notificación del laudo.

Salvo acuerdo expreso en contrario de ambas partes, el laudo se protocolizará notarialmente por el arbitro o arbitros, antes de su notificación, siendo de cuenta de las partes los gastos derivados de la misma.

Los árbitros notificarán el laudo a las partes a través de la Secretaría de la CORTE VASCA DE ARBITRAJE.

Artículo 37. Corrección, aclaración y complemento del laudo.

Dentro de los cinco días siguientes a la notificación del laudo cualquiera de las partes podrá, con notificación a la otra, solicitar a los árbitros:

               a) La corrección de cualquier error de cálculo, de copia, tipográfico o de naturaleza similar.

b) La aclaración de un punto o de una parte concreta del laudo.

c) El complemento del laudo respecto de peticiones formuladas y no resueltas en él.

Previa audiencia de las demás partes, los árbitros resolverán sobre las solicitudes de corrección de errores y de aclaración en el plazo de 10 días a contar desde la fecha de la solicitud de corrección o aclaración, y sobre la solicitud de complemento en el plazo de 20 días, desde su presentación.

Dentro de los 10 días siguientes a la fecha del laudo, los árbitros podrán proceder de oficio a la corrección de errores a que se refiere el párrafo a) del presente artículo.

Lo dispuesto en los artículos 30, 31 y 32 se aplicará a las resoluciones arbitrales sobre corrección, aclaración y complemento del laudo.

Cuando el arbitraje sea internacional, los plazos de 10 y 20 días establecidos en los apartados anteriores serán plazos de uno y dos meses, respectivamente.

Artículo 38. Eficacia del laudo firme y revisión.

El laudo sólo podrá anularse en los casos previstos en la ley. El laudo firme es definitivo para las partes.

               El laudo firme produce efectos de cosa juzgada, frente a él sólo cabrá solicitar la revisión, conforme a lo establecido en la Ley de Enjuiciamiento Civil para las sentencias firmes.

Artículo 39. Ejecución forzosa del laudo.

Transcurrido el plazo previsto en el artículo 40 de la Ley 60/2003, no habiéndose planteado demanda de anulación y no habiéndose cumplido el laudo, podrá obtenerse la ejecución forzosa a tenor de lo establecido en el titulo VIII de la citada disposición legal.

  

DISPOSICIÓN ADICIONAL.

La modificación de este reglamento deberá ser aprobada por la Junta Directiva de la CORTE VASCA DE ARBITRAJE.

DISPOSICIONES FINALES

Primera.

El presente reglamento entra en vigor el día siguiente de su aprobación por la Junta Directiva de la CORTE VASCA DE ARBITRAJE. 

A la entrada en vigor de este reglamento, quedará sin efectos el anterior Reglamento de la CORTE VASCA DE ARBITRAJE. 

Segunda.

En todo lo no previsto en este reglamento, será de aplicación la Ley 60/2003, de 23 de diciembre, de Arbitraje o norma que la sustituya, así como las demás normas procesales de carácter civil.

Modelos de cláusulas arbitrales

Convenio arbitral tipo:

Las partes intervinientes acuerdan que toda controversia de la ejecución o interpretación del presente contrato o relacionados con él, directa o indirectamente, se resolverán mediante arbitraje administrado por la CORTE VASCA DE ARBITRAJE a la que se encomienda la administración del arbitraje y la designación de los árbitros, de acuerdo con su reglamento y estatutos con sede en San Sebastián, en Pº de Portuetexe, 61. Código postal 20018 . Teléfono: 943471143. Fax: 943471112. E-mail: cortevascaarbitraje@leyprocesal.com  Web: www.cortevascadearbitraje.com

Igualmente, los abajo firmantes, hacen constar expresamente su compromiso de cumplir el laudo arbitral que se dicte.”

Convenio arbitral tipo:

Controversias intrasocietarias

1. Toda controversia o conflicto de naturaleza societaria, entre la sociedad y los socios, entre los órganos de administración de la sociedad, cualquiera que sea su configuración estatutaria y los socios, o entre cualquiera de los anteriores, se resolverá definitivamente mediante arbitraje de derecho por uno o más árbitros, en el marco por la CORTE VASCA DE ARBITRAJE a la que se encomienda la administración del arbitraje y la designación de los árbitros, de acuerdo con su reglamento y estatutos con sede en San Sebastián, en Pº de Portuetexe, 61. Código postal 20018 . Teléfono: 943471143. Fax: 943471112. E-mail: cortevascaarbitraje@leyprocesal.com. Web: www.cortevascadearbitraje.com , de conformidad con su reglamento y estatuto, a la que se encomienda la administración del arbitraje y la designación del árbitro o del tribunal arbitral.

2. Todas las impugnaciones de acuerdos sociales o decisiones adoptados en una misma Junta o en un mismo Consejo de Administración y basadas en causas de nulidad o de anulabilidad, se substanciarán y decidirán en un mismo procedimiento arbitral.

           3. La CORTE VASCA DE ARBITRAJE  nombrará árbitro o árbitros en su caso, en las actuaciones arbitrales de impugnación de acuerdos o de decisiones hasta transcurridos 15 días desde la fecha de adopción del acuerdo o decisión impugnada y, si fuesen inscribibles, desde la fecha de su publicación en el Boletín Oficial del Registro Mercantil.

4. En los procedimientos de impugnación de acuerdos sociales la propia CORTE VASCA DE ARBITRAJE   fijará el número de árbitros y designará y nombrará a todos ellos.

5. Los socios, por sí y por la sociedad que constituyen, hacen constar como futuras partes su compromiso de cumplir el laudo que se dicte”

Tercera

El texto del presente reglamento será publicado en la web: www.cortevascadearbitraje.com

         El texto en ella publicado es autentico a los efectos de los arbitrajes que se administren por la CORTE VASCA DE ARBITRAJE

              Las referencias que en este reglamento se hacen al colegio arbitral, comprenden tanto los casos de varios árbitros como de uno sólo de ellos siempre personas fisicas.

Igualmente, a los efectos de este Reglamento, la expresión demandante se refiere a la parte o partes solicitantes del arbitraje, y la expresión demandado a la parte o partes contrarias.

 


 

EUSKAL ARBITRAI GORTEAREN ARAUDIA

2004ko Urtarrilaren 12an Euskal Arbitrai Gortearen zuzendaritza-batzordearen Akordioa onartzen duen Euskal Arbitrai Gortearen Araudia, 2011ko ekainaren 20ko, 2010ko Martxoaren 1eko, 2007ko Martxoaren 7ko, 2006ko Uztailaren 28ko Akordioak aldatzen duena.
 
SARRERA
Bi (edo gehiago) pertsonen artean eztabaida sortzen bada, eztabaida hori Arbitraiaren bidez erabaki daiteke. Gure ordenamendu juridikoa eztabaidak Arbitraiaren bidez erabakitzeko aukera ematen du.
 
Auzitegi Konstituzionalak dio, Arbitraia, eztabaidak erabakitzeko baliabidea dela eta aldeen borondatean oinarrituta dagoela. Eztabaida honela ebaztea erabakitzen bada, honela bideratzen bada, estatuko epaileei eta auzitegiei eskaintzen duten baliabideri uko egingo dio. Arbitraiaren bidez estatuko epaileen eta auzitegien helburu berberak, berdinak lor daitezke. (1995/174 Auzitegi Konstituzionalaren Sententzian jasotako argudioa).
 
2003ko abenduaren 23an, indarrean (jadaneko) dagoen 60/2003 Arbitrai Legea bere 14.artikuluan Arbitraiaren kudeaketa eta epaileen izendapena Elkarte eta irabazteko asmorik gabeko entitateei (beraien estatutuetan arbitrai eginkizunak egiteko gai badira) mandatuak egiteko aukera ematen du.
 
Aipatutako lege honen Sarrera dioenez, (60/2003 Arbitrai Legea), aldeen borondatea arbitraian zuzenki egin daiteke, hala nola, arbitrai erakunde bati arbitraiaren kudeaketa enkargatuta edo Arbitrai Araudi baten bidez zuzendua izatea. Araudi horren arauak, Arbitrai oro bete, errespetatu beharko dituen funtsezko oinarriak bermatu beharko ditu. Funtsezko oinarri horiek honako hauek dira: askatasuna, independentzia, gardentasuna, profesionaltasuna, eraginkortasuna, epaileen deontología, kontraesana eta legezkotasuna.
 
EUSKAL ARBITRAI GORTEAK arbitraia edozein eztabaida (edozein jarduera ekonomiko, juridiko) ebazteko duen garrantzia jakinda, hau bultzatzea eta “arbitrai kultura” sustatzea desiratzen du.
 
EUSKAL ARBITRAI GORTEAK, arbitraiaren funtzionamendu onak ekartzen dituen etekinak kontutan hartuta, 1989. urtetik aurrera Espaini mailako nahiz nazioarteko arbitraiak kudeatu ditu.
 
Horregatik, Arbitrai- Araudi bat landu du  zerbitzu bizkor, profesionala eta eraginkorra prestatzeko helburuarekin, 60/2003 Arbitrai Legearekin bat.
 
  
I TITULUA
                                                                    Xedapen Orokorrak
1.       Artikulua. EUSKAL ARBITRAI GORTEA.
Euskal Arbitrai Gortea, Arbitrai Auzitegian egokitzen da, bere Estatutuen 1. artikuluarekin bat. Erakunde eginkizunak eransten zaizkio Arbitrai Legearekin bat estatuko epaile eta Auzitegien zeregina alde batera utzita (legeak mugaturiko arloak izan ezik). Helburu horrekin menderatzen zaizkion arbitraiak kudeatzen ditu, bai Espaini mailakoak baita nazioartekoak ere, ekitatean nahiz zuzenbidean, Araudi honetan eta Arbitrai Legean jasotakoarekin lotuta.
 
Euskal Arbitrai Gorteko Arbitrai Hitzarmena izenpetzen duten aldeek, Gortearen Araudia betetzeko beharra, konpromezua hartzen dute. Araudian jasotzen ez dena Arbitrai Legeak jasoko du. 
 
2.       Artikulua. Euskal Arbitrai Gortearen gaitasunak, konpetentziak.
Euskal Arbitrai Gorteak menderatzen zaizkion epailearen jarduerak kudeatzeko gaitasuna izango du, kasu hauetan:
a)       Kontratu bat edo aurre-akordio bat existitzen denean, Euskal Arbitrai Gorteari eztabaidak erabakitzea menderatzen zaionean eta bitako alde batek eskatzen dionean.
b)       Kontraturik ezta akordiorik existitzen ez direnean, edo nahiz eta egonda, arbitraia menderatzen ez zaionean, Euskal Arbitrai Gorteak aldeei gonbidatu dezake  Gorteko Arbitrai Hitzarmena izenpetzea. 
c)       Epaile pribatuaren jardueraren kudeaketa dela eta, Euskal Arbitrai Gorteak bitartekaritza eta kontziliazio betekizunak onartu ditzake.
 
3.       Artikulua. Euskal Arbitrai Gortearen epaile pribatuak erabili ditzaketen administrazio zerbitzuak.
Euskal Arbitrai Gortera joateko erabakia, eta bere kudeaketa, Gortearen Araudia betetzea darama.
 
Euskal Arbitrai Gortea Arbitrai Hitzarmenean jasotzen denarekin bat dator, ezin izango du alde batera utzi.  
 
Kudeatzen diren arbitraiak baliozkoak eta eraginkorrak izan dadin, Euskal Arbitrai Gorteko Araudia jarraitu beharko dute. Bertako epaile pribatuak, epaile jarduerak burutzeko, Euskal Arbitrai Gortearen zerbitzu administratiboak erabili beharko dute.
 
Epaile pribatuekin erlazionatutako edozein jarduera, Euskal Arbitrai Gortearen egoitzan burutuko dira.   
 
  
4.       Artikulua. Euskal Arbitrai Gortearen Egoitza.
Euskal Arbitrai Gortearen Egoitza nagusia Portuetxe Bidean 61 Zbkia. P.K. 20018 dago. Tfonoa: 943471143. Faxa: 943471112. E-maila: cortevascaarbitraje@leyprocesal.comWebgunea: www.cortevascadearbitraje.com.
Hala ere, Euskal Arbitrai Gorteak Espainiko edozein herritako arbitraiak kudeatu ditzake.
 
Helburu horrekin, eta aldeen artean arbitraia, Euskal Arbitrai Gortean bideratzeko  akordioa existitzen bada, arbitraia edozein tokitan kudeatu daiteke, bere egoitza nagusian ez bada. Akordiorik ez bada existitzen arbitraiaren kudeaketa Euskal Arbitrai Gortearen egoitza nagusian bideratuko da (Donostiko egoitzan).
 
5.       Artikulua. Hizkuntza.
Arbitraiak, Europar Batasunak onartzen dituen edozein hizkuntzatan garatuko dira, indarrean (jadaneko) dagoen Arbitrai Legearekin bat.

6.       Artikulua. Interpretazio araua.
Euskal Arbitrai Gortearen Araudian adierazten ez dena, eta epailearen jarduera garapenei dagokionez, aldeen borondatea kontutan hartuta zuzenduko da eta horrela ez bada, aldeen borondaterik existitzen ez delako, epaile pribatuak akordatzen duena kontutan hartuko da. 
 
7.       Artikulua. Jakinarazpenak.
Eskatzaileak bere arbitrai demanda idazkian bere helbidea adierazi beharko du jakinarazi ahal izateko.
               
Era berean, eskatzaileak demandatu ahal izateko demandatuaren helbide bat adieraztea derrigorrezkoa izango da demandatuari arbitraiaren berri emateko.  Hala ere, helbide bat baino gehiago hautatu ditzake, soberan arrazoiak badaude, aurrez hautatutako helbidean jakinarazpena ez dela eraginkorra izango. Azken kasu hontan, hautatutako helbideen sailkapena, ordena, adierazi beharko du, jakinarazpena eraginkorra izan dadin.
 
Jakinarazpen oro, onartuta, hartuta ulertuko da, hartzaileari pertsonalki ematen zaion egunean edo bere helbidean, ohiko bizilekuan, adierazi duen tokian edo norabidean uzten denean. Era berean, jakinarazpena baliozkoa izango da edozein tresna elektroniko bidez egiten bada, hala nola, telexa, faxa edo beste telekomunikazio-elektroniko telematikoa, idazkien, dokumentuen bidalketa eta harrera jasotzen baditu eta berri emailearen interesa duenak hautatu badu. Beste aldearekin harremanetan jartzea lortzen ez bada, arrazoizko ikerketa sakon bat burutu ostean, hautatutako inungo tokitan, onartuta, hartuta ulertuko da, eskura eman, entregatzen den egunean edo emateko ahalegina egindako egunean posta zertifikatua erabilita edo beste edozein baliabide erabilita, hartzailearen azken helbidean, ohiko bizilekuan, norabidean edo establezimenduan (tokian) hartzaileak ezagutzen duena.
 
Jakinarazpen “prozesua” ontzat hartzen ez bada, eskatzaileak hautatako helbidetan, Probintziko Aldizkari Ofizialean edo Euskal Autonomi Erkideko egunkari ofizialean egin ahal izango da, (epaile pribatuak beharrezkoa dela ulertzen badu).
 
 
Aldeek derrigorrez EUSKAL ARBITRAI GORTEARI jakinarazi beharko diote Arbitrai prozeduran euren helbideak aldatu badira.
 
8.       Artikulua. Komunikazioak.
Aldeen arteko eta aldeak epaileekiko komunikazioak (Euskal Arbitrai Gortera alegia) eta Gortetik aldeetara Idazkaritza bidez burutuko dira.
 
Aldeen arteko komunikazioak idatziz egingo dira.
 
Interesduna edo bere ordezkaria sinatuko du.
 
Komunikazioak nahiz jakinarazpenak edozein bide erabilita bideratuko dira interesdunaren edo bere ordezkariaren harretarako balioduna bada (7.artikuluak dioen bezala)
 
EUSKAL ARBITRAI GORTEAK on-line (internet bidezko) arbitraiak ere lantzen ditu.
 
9.       Artikulua. Dokumentazioa.
Aldeek eta epaile pribatuek aurkezten duten edozein idazkikin batera, hauen kopiak ere atxikituko dira. Dokumentazio originalak EUSKAL ARBITRAI GORTEAn gorde eta artxibatuko dira.
 
Aurkezten den dokumentazioa originala ez bada, aurkezleak eman beharko du EUSKAL ARBITRAI GORTEko Idazkariari, epaile pribatuak edo beste aldea horrela agintzen badute.
 
Edozein kasutan, 1999ko Abenduaren 13an 1999/15 IzaeraPertsonaleko Datu-Babeseko Lege Organikoan jasotakoa kontuan hartuko da (edo azken hau ordezkatzen duen araua).
 
Dokumentazioaren konfidentzialtasuna EUSKAL ARBITRAI GORTEAK, aldeek, hauen abokatuak, aholkulariak, adituak, lekukoek eta epaile pribatuak (guzti hauek beharrezkoa balira) behatuta egongo da.
 
EUSKAL ARBITRAI GORTEAK kudeatutako arbitraiak, EUSKAL ARBITRAI GORTEAK duen artxiboan, gordailuan gordeko dira.
 
10.   Artikulua. Epe-zenbaketa.
Euskal Arbitrai Gortearen Araudiko epeen zenbaketa ulertzeko, jakinarazpena jasotzen den hurrengo egunetik aurrera kontutan hartu beharko da. Epeak egunezkoak balira baliodunak (hábiles) ulertuko dira. Ez-egun egunak (inhábiles) arbitraia kudeatzen den hiri, herri edo tokiko jaiegunak izango dira.
 
Epea hilabetekoa bada, datatik datara neurtuko da. (De fecha a fecha). Hilabetearen azken eguna zenbaketari hasiera ematen zaion eguna berdina ez bada, epea azken egunean bukatzen dela ulertuko da.
 
Epearen azken eguna ez-eguna bada, (inhábil), hurrengo baliodun egunera arte luzatuko da.
 
Abuztu hilabete osoa baliogabe utziko da, nahiz eta laudoa igortzeko epea Abuztuan izan. Era berean, urte osoko larunbatak ere baliogabe utziko dira.

11.   Artikulua. Ordezkaritza eta Defentsa.
Aldeek epailearen, epaileen jardueratan parte hartu ahal izango dute, beraiek bakarrik (bere kaxa) edo bere ordezkari edo aholkulariarekin. Azken hauek parte hartu ahal izateko bezeroaren akreditazioa, agiria beharko dute.  Bestalde, aldeek bere abokatuen laguntzarekin egon ahal izango dira edo bere abokatuak ez diren ahaldunen laguntzarekin.
 
12.   Artikulua. Arbitraiaren Gastuak, Kostuak.
Arbitraiaren demanda eskaeraren aurkezpena epailearen edo epaileen jarduerak izapide-gastu, kostuak ordaintzeko eskubidea sorrarazten du.
 
Gastu, kostu hauek, eta beste guztiak hala nola epailearen edo epaileen (epaile bat baino gehiago hautatzen diren kasutan) ordainsariak, zerbitzu-sariak, zehaztuta eta argitaratuta egongo dira Euskal Arbitrai Gorteak duen Ordainsarien atalean. Ordainsari hauek Euskal Arbitrai Gorteak aldizka ikuskatuko ohi du.
 
Arbitrai demanda behin azalduta, aldeek, edo, biek ez badute batera egiten, eskatzaileak, funtsezko hornidura egin beharko du, epailearen edo epaileen ordainsairei, zerbitzu-sariei eta izapide-gastuei, kostuei, aurre egiteko.
 
Ez da probarik proposatuko aurrez estalita edo proposatu nahi duenak kostu hori bermatzen ez badu.
 
II TITULUA
Epaile pribatua/k

13.   Artikulua. Epailearen edo epaileen izendapena.
Arbitrai Hitzarmenean adierazten ez bada, Euskal Arbitrai Gorteak epailea edo epaileak (bat baino gehiago eskatzen direnean) izendatuko ditu, zenbaki bakoitietan (1 edo 3 epaile), irizpide askatasun osoarekin, bereziki eztabaidaren jatorriari begira eta arbitraia non burutuko den, Legeak inposatzen dituen muga gehiagorik gabe.
 
Era berean, Euskal Arbitrai Gorteak, aldeek epailea/k adostasunez hautatzeko gonbidapen ahalmena gordeko du. Hautatzeko adostasuna ematen bada 7 eguneko epea emango da haiek epaile pribatua izendatzeko.   
 
Aldeek epe honetan hautaketarik egiten ez badute, epailea/k Euskal Arbitrai Gorteak izendatuko du.
 
Alde bakoitzak epaile bat izendatzen badu, Euskal Arbitrai Gorteak 7 eguneko epean
Hirugarren epaile bat izendatuko du, Lehendakari bezala jardungo duena.
 
Zuzenbidean erabaki beharko diren arbitraiak, jardunean dagoen Abokatu bat kudeatu beharko du. Abokatu honek epaile formakuntza badu edo arbitraian formakuntzan badu balioetsi egingo da.
 
  
14.   Artikulua. Epailearen onarpena, baieztapena.
Euskal Arbitrai Gortea epailearen izendapena jakinaraziko du. Epaile bat baino gehiago badira bakoitzari jakinaraziko zaie. Epailearen onarpena, baieztapena, idatziz jasoko da.
 
Epean onarpenik edo baieztapenik gertatzen ez bada, eta onarpenarako edo baieztapenerako epea bukatu bada, izendapena onartzen ez duela ulertuko da. Kasu hontan, Euskal Arbitrai Gorteak zuzenean beste epaile bat edo beste epaile batzuk izendatuko du/ditu.
 
Epaile bat baino gehiago balira, Arbitrai-Elkargoa izendatua ulertuko da, azken epailea onartu, baieztatu duen unetik aurrera.
 
Aldeei onartzen, baieztapen den ala ez jakinarazi beharko dio epailea/k, interesdunak arbitrai demanda eskaria aurkeztu dezan arbitraia kudeatu ahal izateko. 
 
15.   Artikulua. Epailearen eta epaileen Abstentzioa eta Ezespena.
Epaile oro, arbitraia kudeatzen hasten denetik bukaera arte askatasun osoz jokatu beharko du eta guztiz inpartziala izan beharko da. Deontologi arauak errespetatu beharko ditu.
 
Edozein kasutan, aldeekin aurrez ezin izango du inolako harremanik (ez harreman pertsonalik, ez merkataritza-harremanik, ezta lan harremanik ere) eduki.
 
Izendatutako epailea bere askatasuna eta inpartzialtasuna zalantzan jarri ditzaketen egoerak ezagutzera eman beharko ditu.
 
Epailea/k, izendatzen den/diren unetik aurrera, denbora galdu gabe aldeei jakinaraziko beharko die edozein egoera dela eta.
 
Arbitraiaren edozein unetan, bitako edozein alde epaileari edo epaileei beste aldearekiko duen harremana argitzeko eskatu dezake.
 
Epaile baten ezespena soilik eman, gerta daiteke, berarengan askatasun eta inpartzialtasun ezaugarriei buruz, arrazoidun egoerak eman izan badira, edo aldeek eskatutako prestakuntzak betetzen ez baditu.
 
Alde batek soilik berak izendatutako epailea ezespendu dezake, edo epaile horren izendapean parte hartu izan badu, izendatu eta gero ezagutu berri dituen kausengatik.
 
16.   Artikulua. Ezespena nola egin eta egiteko epea.
Epailea ezestu nahi duen aldeak 5 eguneko epean egin beharko du, epailearen izendapena jakin duenetik edo errekusatzeko arrazoiak eman direla jakin denetik.
 
Idatziz eta arrazoituz egin beharko da.
 
Euskal Arbitrai Gorteari jakinaraziko zaio, Idazkaritzaren bidez. Honek era berean beste aldeari eta epaileari (epaileei bat baino gehiago badira) epe laburrean jakinaraziko dio.
  
17.   Artikulua. Ezespenaren ondorioak.
Alde batek epaile bat ezestu duenean, beste aldea ezespen hori onartu dezake ala ez. Epailea ezestu ondoren karguari uko egingo dio.
 
Ezestapena onartzeak ez du esan nahi era berean ezestapenaren arrazoiak onartuko direnik. Ezestatutako epailea onartzen badu, kasu horren jardueratik aldenduko da eta hurrengo artikuluan ordezkapenei buruz adierazten den bezala beste izendapen berri bati ekingo zaio.
 
Epailea/k ezestapena onartzen ez du(t)enean, interesduna, kasu horretan, berak eskatutako ezestapenari balioa eman diezaioke laudoaren baliogatzea eskatuz. 
 
18.   Artikulua. Epailearen edo epaileen ordezkapena.
Edozein arrazoi dela eta, epaile berri bat izendatu behar bada. Epaile berri bat hautatzeko hasieran epailea izendatzeko prozedura berdina, berbera, erabiliko da.
 
19.   Artikulua. Epailearen edo epaileen enkaitzea (remoción).
Epaile batek bere jarduera betetzen ez badu, ezintasunez edo zuzenbide ezintasunez eta bere funtzioak bete ezin badu, ordezkapen eta ezespen prozedurak erabiliko dira.
 
20.   Artikulua.  Epailearen Eskuduntza Ahalmena.
Epailea/k bere eskuduntza erabakitzeko ahalmena izango du(te), hala nola arbitrai hitzarmenaren baliozko edo izatezko salbuespenei buruz, edota eztabaida erabakitzea uzten ez duten beste batzuk. Honela, arbitrai hitzarmen bat kontratu baten parte bada, kontratuak dituen beste klausulez gain, akordio aske bat bezala ulertuko da.
 
Lehen aipaturiko salbuespenak, erantzuna aurkezten den unean, momentuan,  “kontra, aurka egin” beharko dira, nahiz eta epailearen izendapena edo izendapenean parte hartu ez badu.
 
Epailea bere eskuduntza gainditzen duen salbuespena, lehen baino lehen kontra egin beharko da, arbitraiaren zehar, gainditzen den gaiari buruz.
 
Epailea/k denboraz kanpo “kontra egindako” salbuespenak onartu dezake/ditzakete, denboraz kanpoko hori arrazoituta, frogatua badago.
 
Epailea/k artikulu honen salbuespenak aurrez erabaki dezake(te), edo besteekin batera gaiari buruzkoak badira.
 
Epailearen, epaileen erabakia(ri) aurka egin ahal izango zaio soilik laudoaren baliogabetze eraginarekin. Salbuespena aplikatzearen erabakia “ez onartzea” izan bada eta aurretik hartu bada, baliogabetzea arbitrai prozedura ez du geldiaraziko.
 
21.   Artikulua. Epailea “Kautela-neurriak” hartzeko duen ahalmena.
Epaileak, bitako edozein aldek eskatzen badute, beharrezkoak diren “Kautela-neurriak” hartzea ahal izango dute. Epaileak eskaitzaileari funtsezko hornidura eskatu diezaioke.
 
“Kautelazko neurriei”, edozein motatazkoak direla eta,  legeriak jasotzen duen laudoaren baliogabetze eta betearazpen eraginak aplikatuko zaie.
 
22.   Artikulua. Epailearen/epaileen ordainsariak, zerbitzu-sariak.
Epailearen edo epaileen ordainsariak Euskal Arbitrai Gorteak onartutako tarifekin zuzenduta egongo dira.
 
-          III Titulua –
Arbitraian ematen diren jarduerak

23.   Artikulua. Arbitrai demanda eskaera.
EUSKAL ARBITRAI GORTEA parte hartu behar badu, alde batek eskatu beharko du, idatziz (arbitrai eskaera osatuz) eta Gorteko Idazkaritzan aurkeztu beharko du.
 
Arbitrai demanda eskaera, hurrengo gutxieneko edukia izan beharko du:
 
a) Arbitraia EUSKAL ARBITRAI GORTEAn bideratu behar den berariazko eskaera.
 
b) Izen abizenak, izen soziala, NANa edo CIFa, aldeen helbidea edo jakinarazpenak jasotzeko helbidea, eta bere kasuan, eskatzaileak eramaten duen ordezkaritza.
 
c) Legeak jasotzen duen edozein eratan Arbitrai Hitzarmenari erreferentzia egin beharko zaio (existitzen den kasuan).
 
d) Eztabaidarekin lotuta dagoen eginkizunari edo kontratuari erreferentzia egin beharko zaio.
 
e) Eskatzaileak eskatzen dituen argudioen aurkezpena, eta bere kasuan, argudio juridikoak, zenbatekoa seinalatuz.
 
f) Tokia, data eta sinadura.
 
Arbitrai eskaera honi honako dokumentuak atxikitu beharko zaizkio:
 
1) Ordezkaritza egiaztatzen duen agiria, kasua ematen denean, ordezkatu behar duen persona eskubide hori aplikatzea bazaio.
 
2) Arbitrai Hitzarmena existitzen bada.
 
3) Eztabaida sortu duen eginkizuna edo kontratua egiaztatzen du(t)en dokumentua/k.

24.   Artikulua. Arbitrai Demanda Idatziaren zuzenketa edo konponketa
Arbitrai demanda idatzia aurreko ezaugarriak betetzen ez dituen kasuan, edo bere adierazpen bat osatugabe edo nahasia bada, eskatzaileari adierazpen hori/ek (bat baino gehiago badira), zuzentzeko edo konpontzeko epea emango zaio.    
 
Zuzenketa edo konponketa egiteko epea bukatzen bada eta zuzenketa edo konponketa epe horretan egin ez bada, Gorteak artxibatzeko erabakia hartuko du prozedurarekin jarraitzeko aukera ez badago.
 
25.   Artikulua. Demandatuaren Auzi-Ihesa.
Epaile pribatua/k finkatutako epean, demandatua eskatzailearen idatziari aurka ez badio egiten, bidezko arrazoirik argudiatu gabe, nahiz eta jakinarazita egon, epaile pribatua/k arbitrai jarduerekin jarraituko du, demandatua Auzi-Ihes egoeran bilakatuz, geratu den egoeran jakinarazi gabe. Laudoaren jakinarazpena soilik jakinaraziko zaio eta Prozedura Zibilaren Legeko 497.2 artikuluan adierazten duen eran jakinaraziko da. Demandatuaren geldiria, arbitraiaren jarraipena ez du geldiaraziko, laudoa igorri arte.
 
Demandatuaren Auzi- Ihesa ebazpena, demandatuari postaz jakinaraziko zaio, bere helbidea ezagutzen bada. Helbiderik ezagutzen ez bada, legezko abisu (ediktu) bidez jakinaraziko zaio. 
 
26.   Artikulua. Aldeen agerraldia.
Epaile pribatua/k aldeak deitu ditzake ebatzi, erabaki behar diren gaietaz hitz egiteko, prozedurarentzat garrantzitsua bada, aldeei bultzatuko zaie eztabaidan akordio batera iritsi ahal izateko.
 
Agerraldia ematen ez bada, aldeek prozeduran adierazitakoa ahoz nahiz idatziz osatuko dute, behar ohi duten dokumentuak kontuan hartuko dira defentsarako eta edozein frogabide proposatzeko aukera emango zaie. 
 
27.   Artikulua. Epailearen jardueraren antolaketa.
 
Epaileak arbitrai prozeduraren epeetara ez daude lotuta egongo, Arbitrai Legea eta Araudi honek laudoak igortzeko finkatzen duen 6 hilabeteko epeari izan ezik. Alokairu eta jabetza horizontaleko arbitrai prozedurak laudoa igortzeko epea 5 hilabetekoa izango da.
 
Epailea/k, araudi honekin bat etorrita, bere jarduerak antolatuko ditu, askatasun osoz, beharrezkoak iruditzen zaizkion eginbideak praktikatzeko, nahiz eta aldeek ez eskatu. Epailea/k  jarduerak bultzatu ditzake, prozeduraren faseak arinduz, beste epe batzuk finkatuz aldeek horrela eskatzen badute.
 
Edozein jarduera dela eta, audientzia, kontraesan eta berdintasun oinarriekin bat egon beharko dute.
 
Epaile(ar)en esku dago aldeek eskatutako frogen onarpena, hala nola beharrezkoak iruditzen zaizkion beste frogak praktikatzea. Frogak praktikatu behar direnean, aldeei edo beraien ordezkariei deitu eta jakinaraziko zaie.
  
28.   Artikulua. Arbitrai prozedura bertan behera uzte edo/eta honen etenaldia.
 
Laudoa igorri baino lehenago edozein momentuan, aldeek ados badaude, arbitrai prozedura bertan behera utzi edo benetako epe zehaztu batean eten dezakete. 
 
Lehenengo kasuan, ordura arte sortutako gastuei/kostuei aurre egin beharko diete, tramitazio gastuak barne, eta %20 eta %80en epaileen ordainsariak, arbitrai prozedura zein unetan utzi den kontuan hartuta. 
 
29.   Artikulua. Lekukoak.
 
1.       Lekukoen froga bada, alde bakoitza epaile(ar)i komunikatu behar dio, aurkeztu behar duten lekukoen izen abizenak eta hauen helbidea.
 
2.       Epailea/k askatasun osoz erabakiko dute ze erara, nola galdetuko zaien lekukoei, edo hauen adierazpena idatziz aurkeztu dezaketen edo ez. Idatziz egiten badute, behar den bezala sinatuta aurkeztu beharko dira.
 
30.   Artikulua. Adituak.
 
Epailea/k izendatuta edo alde batek eskatuta, aditu bat edo bat baino gehiago, izendatu daite(z)ke, bere eginkizunak zehaztuz, bere txostenak jasoz eta aldeen aurrean bere adierazpenak hartuz.
 
Alde batek eskatzen badu, edo epailea/k beharrezkoa dela ulertzen badu, aditu oro, bere txostena aurkeztu eta gero, audientzian parte hartu beharko du/te, aldeek nahiz epailea/k honi edo hauei (bat baino gehiago badira) galdetu ahal izateko, edo beste adituen laguntzaz egingo zaien galdereei erantzuna emateko.
 
Aldeek, hori dela eta, beste aditu batzuen txostenak aurkeztu ditzakete. (Prozeduraz kanpo izendatutako adituen laguntzaz baliatu daitezke).
 
31.   Artikulua. Laguntza judiziala.
 
Epailea/k arbitrai legeak adierazten duena jarraituz, arbitraia eraman behar den tokiko lehen auzialdiko epailearen laguntza eskatu ahal izango du/te, bere esku ez dauden frogak praktikatu ahal izateko.
 
32.   Artikulua. Erabakiak.
 
Epailea/k, froga guztiak behin praktikatuta, aldeei deitu ahal izango dituzte, berriro pertsonalki entzuteko edo, azken erabakien idatzia aurkezteko.
 
Izatekotan, epailea/k laudoa igortzeko epearen barruan, aurkeztu dioten gaia hobeto ezagutzeko beharrezkoa iruditzen zaion beste edozein froga praktikatu dezake/te.
 
 
IV TITULUA
Laudoa
 
33.   Artikulua. Aldeek adostutako laudoa.
 
Epailearen jardueran zehar, aldeek eztabaidaren erabateko adostasuna edo adostasun partziala lortzen badute, epailea/k arbitraia bukatutzat emango du/te, adostasun puntuak kontutan hartuta, eta, bi aldeek eskatzen badute, eta epailea/k aurka egiteko arrazoirik ez badute arrazoirik, epailea/k adostasun puntu hoiek laudoan adieraziko du/te.   
 
34.   Artikulua. Laudoaren forma eta edukia.
 
Epailea/k, printzipioz, eztabaida, laudo bakar batean ebatziko du/te, edo iruditzen zaion zenbait laudo partzialetan.
 
Laudoa idatziz eta argudiatuta adieraziko da. Epailea/k sinatuko du/te eta bertan bere iritzia utzi dezakete. Epaile bat baino gehiago direnean, gehiengoaren sinadurak balioa izango dute, edo soilik Lehendakariaren sinadura kontutan hartuko da, sinadura bat edo gehiago falta badira.
 
Laudoan, igorri den egunaren data agertuko da eta arbitraia eraman den tokia.
 
Epailea/k, laudoan, bere ordainsariak aipatuko ditu(zte), arbitraiaren kostuak, epailearen edo epaileen gastuak eta kostuak, arbitraiaren administrazio gastuak eta eragindako beste gastuez osatuta egongo dena.
 
35.   Artikulua. Laudoa emateko epea.
 
Epailea/k eztabaida, demandatua eskatzaileak aurkeztutako demandari kontra aurkezten duen unetik, 6 hilabete barruan eman beharko da.  
 
Bi aldeen adostasun akordioa salbuespen, epailea/k epe horiek luzatu egin ditzake(te). Epea 2 hilabete baino gehiago ezingo da luzatu, eta luzatzen bada luzapena arrazoitu egin beharko da.
 
36.   Artikulua. Laudoaren jakinarazpena eta protokoloan jasotzea.
 
Bi aldeen adostasun akordioa salbuespen, laudoa Notaritza protokoloan jasoko da,  jakinarazi baino lehenago, eta Notaritza gastuei aldeek aurre egin beharko diote.
 
Epailea/k laudoa aldeei jakinaraziko die EUSKAL ARBITRAI GORTEaren bidez.
 
37.   Artikulua. Laudoaren zuzenketa, argibidea eta osagarria.
 
Laudoa aldeei jakinarazten zaien 5. egunetik aurrera, alde batek beste aldeari jakinarazita epaileari/epaileei hau eskatu diezaioke:
 
a)       Edozein kalkulu akats, tipografiko edo antzeko naturako zuzenketa.
b)      Laudoaren puntu baten edo atal zehatz baten argibidea.
c)       Laudoan eskatu diren eskaeren osagarria eta laudoan erabaki ez diren argibidea. 
 
Beste aldeak entzunda, epailea/k zuzenketa edo berriro argitu behar diren eskaerei eskatu den unetik 10 egunetara, eta 20 egunetara osaketa eskaerak burutu beharko ditu.
 
Laudoa eman den unetik 10 egunetara, epailea/k bultzatuta a) apartaduko zuzenketa/k egin dezake(te).
 
30, 31 eta 32. Artikuluetan adierazitakoa edozein ebazpeni oro, zuzenketa, argibide edo osaketa ezarriko da.
 
Atzerriko arbitraia bada, lehen aipaturiko 10 eta 20 eguneko epea 1 eta 2 hilabeteko epetan bihurtuko dira, hurrenez hurren.
 
38.   Artikulua. Laudo irmoaren eraginkortasuna eta bere berrikuspena.
 
Igorritako laudoa Arbitrai – Legeak  aurrez ikusitako kasuetan baliogabetu ahal izango da soilik. Laudoaren irmoa aldeentzako behin betikoa izango da.
 
Laudoaren irmotasuna epaitutako ondorioak, efektuak ditu. Honen aurka, epai irmoekin gertatzen den bezala, Prozedura Zibileko Legeak dioen bezala, soilik Berrikuspena eskatu daiteke.  
 
39.   Artikulua. Laudoaren nahitaezko betearazpena.
 
60/2003ko Arbitrai Legeko 40.artikulua adierazten duen epea igarota, baliogabetze demanda eskatu ez bada eta laudoa bete ez bada, Legeak VIII. Tituluan aipatzen duenarekin bat, nahitaezko betearazpena lortu ahal izango da. 
 
 
XEDAPEN GEHIGARRIA
 
 Araudi honen aldaketak EUSKAL  ARBITRAI GORTEAren Batzar Nagusiak onartu beharko du.
AZKEN XEDAPENAK
 
Lehena.
Araudi hau EUSKAL ARBITRAI GORTEAk onartzen duen hurrengo egunetik aurrera indarrean sartuko da.
Araudia indarrean sartzen den unetik aurrera,  aurreko Araudia indargabetuko du.
Bigarrena.

 

Araudi honek jasotzen ez duena, 2003ko Abenduaren 23an 60/2003 Arbitrai Legeak jasoko du (Araudiaren ezean), edo Lege hau ordezkatzen duena, hala nola izaera zibileko prozesal arauek jasotzen dutenarekin osatuko da.

 

CORTE VASCA DE ARBITRAJE. Pº. Portuetxe nº 61 – 3º  |  20018 San Sebastián
Tel. 943471143 | Fax. 943471112 | e-mail: cortevascaarbitraje@leyprocesal.com